Playa_fea

Playa, protector solar y contaminación.

Ir a la playa contamina, lo siento. No es que el mero hecho de pisar la arena sea contaminante, pero a nadie se le escapa que, en verano, en las playas, se aglomera una cantidad absurda de gente. No hablaremos de la contaminación del turismo en sí. Ni hablaremos del desplazamiento hasta las playas. Ni si quiera de la cantidad de residuos que se dejan por despiste o maldad. O de la contaminación acústica de los altavoces Bluetooth, los vendedores de refrescos o masajes y el ruido en general. O los dichosos barcos de recreo.

Creo que si echamos cuentas de todas las cosas que contaminan, la manera más sostenible de pasar el verano sería encerrado cada uno en su casa, con varias personas más, sin aire acondicionado ni ventiladores. Pero hemos venido a vivir, no a amargarnos por todo.

Hoy hablaremos solamente de los protectores solares.

Se da el caso de que Ecologistas en acción acaba de otorgar cuarenta y ocho banderas negras a playas españolas y, por pirmera vez, ha otorgado bandera negra por contaminación del agua por protector solar. Hay estudios que aseguran que las cremas solares desprenden cantidades significativas de dióxido de Titanio, que es nocivo para la vida marina. Además, la mayoría de cremas solares contienen disruptores endocrinos, sustancias que pueden alterar el funcionamiento hormonal. Contienen benzofenonas, metoxicinamiento de atilhexilo, ciclopentasiloxano, parabenos, y otro montón de cosas que la gente de a pie no tenemos ni idea de lo que son pero que, en definitiva, contaminan al agua. Por decirlo sencillo, empeoran la capacidad reproductiva de algunos peces, y de algunos de sus depredadores.

No sé si ya lo estás pensando, pero sí, los protectores solares tampoco son sanos ni para tu piel ni para ti. Todos esos ingredientes tóxicos penetran en el cuerpo y pueden generar pérdida de fertilidad, diabetes, obsidad, cáncer y otro montón de cosas que no queremos sufrir.

Si te preguntas por qué no se prohiben estos productos, con lo fácil que sería hacerlo, por favor, sigue preguntándotelo siempre. Sigue preguntándote cual es la prioridad de quien sea que tenga potestad en este asunto y otros.

¿Entonces no puedo ir a la playa para ser sostenible?

Bueno, esa sería la manera cruel de hacerte pasar el verano, ¿verdad? Pero no aguantarías ni una tarde de sostenibilidad.

Por suerte hay otros protectores solares que no contaminan o, al menos, no lo hacen tanto. El primero, el más eficaz y el más barato, sin lugar a dudas, es la sombra. No tienes ninguna necesidad objetiva de pasar un montón de horas al sol, seamos sinceros. Pero si vas a tomar el sol un rato, ya sea largo o corto, te dejo un link con un montón de consejos sobre qué protector solar utilizar, clicando Aquí. O también puedes consultar el impacto ambiental de los productos en este enlace de la OCU.

Espero que, si no lo habías hecho ya, vayas a comprar un protector solar que te ayude a ser un poquito más sostenible. Yo lo voy a hacer…

Fuentes:

Ecologistas en acción; Europa Press; OCU.

One Response

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *